Tipos de ortodoncia: ¿cuál es la mía?

Muchas son las personas que nos plantean la duda acerca de cuál es el aparato de ortodoncia ideal para cada persona. En realidad, existen muchas alternativas que nos permiten conseguir los mismos resultados. Sin embargo, en ocasiones es la edad del paciente la que nos guía a la hora de elegir el mejor aparato de ortodoncia.

Invisalign, Ortodoncia lingual, aparatos removibles, brackets…, y somos nosotros los ortodoncistas, los encargados de determinar cuál es la mejor alternativa para conseguir un resultado excelente.

Tipos de ortodoncia por edades

Niños hasta 12 años o en dentición Mixta (presentan dientes de leche)

En la actualidad, intentamos retrasar el inicio de un tratamiento de ortodoncia al menos hasta que el niño haya completado el recambio de sus dientes. Sin embargo, en ocasiones la gravedad de las maloclusiones nos obliga a iniciar los tratamientos en edades muy tempranas con el objetivo de interceptar y disminuir la gravedad las mismas.

Los tipos de ortodoncia que se suelen utilizar en estas edades son:

- Aparatos removibles:

Pueden ir colocados en uno de los maxilares o en los dos, y lo que pretenden en la mayoría de los casos es un efecto ortopédico que ayude a un correcto desarrollo de los huesos.

- Brackets:

Suelen colocarse en estas edades asociados a otros aparatos, con el objetivo de mejorar grandes apiñamientos o ir haciendo espacio para que el recambio dentario sea más fácil.

También podemos colocar brackets en edades tempranas cuando la malposición de los dientes es tan evidente que puede ocasionar al niño algún trauma o complejo.

Es importante hacer hincapié que los tratamientos iniciados en edades tempranas no tienen porque sustituir a un tratamiento posterior en una edad adulta. Los objetivos de tratamiento en estas edades van encaminados a corregir y mejorar el desarrollo de los huesos. En ocasiones es necesario un tratamiento posterior para corregir la posición de los dientes.

Niños a partir de 12 años

Será el plan de tratamiento, la gravedad de la maloclusión y la colaboración del niño, la que nos ayude a decidir que tipo de aparato es el ideal para su tratamiento de ortodoncia. Podemos elegir entre:

- Brackets: Sistema Damon.

Tipos de ortodoncia: ¿cuál es la mía? Es el aparato de ortodoncia más conocido y con el que se consiguen excelentes resultados cuando es manejado por un especialista en ortodoncia.

Se trata de un aparato fijo (el niño no puede quitar) que requiere una serie de ajustes periódicos en la clínica hasta conseguir el resultado deseado. La duración de los tratamientos es muy variable ya que dependerá totalmente de la gravedad de la maloclusión y el grado de colaboración del paciente.

En la actualidad, es el sistema Damon, el que mejores resultados está dando ya que nos permite terminar los casos en un tiempo más reducido, requiere menos citas de ajuste y evita en un 95% la necesidad de realizar extracciones dentarias.

- Tipos de Ortodoncia Invisible:

  • Brackets linguales: Sistema Incógnito.Tipos de ortodoncia: ¿cuál es la mía? No tan conocido como los brackets que van adheridos por delante, la ortodoncia lingual es exactamente igual de efectiva, con la ventaja añadida que nadie ve que el niño lleva aparato ya que los brackets van pegados por la parte de detrás de los dientes.
    Aunque pueda parecer que es más molesto por ir colocado en la parte interna, los brackets linguales son de un grosor mucho menor que los brackets tradicionales, por lo que en la mayoría de los casos son incluso menos molestos que los brackets tradicionales. El hecho de que sea totalmente invisible y que consiga unos resultados inmejorables, hace que la ortodoncia lingual sea una de las opciones de elección en muchos de nuestros pacientes.
  • Invisalign:
    A diferencia de los 2 aparatos  anteriores, Invisalign es un sistema de ortodoncia removible que utiliza una serie de alineadores de quita y pon. La ventaja fundamental frente a los anteriores es que se quita para comer, con lo que no tenemos restricciones con las cosas que podemos comer, nos permite tener una muy buena higiene, ya que nos vamos a cepillar los dientes sin aparato, no produce rozaduras al no llevar ningún elemento metálico y además es prácticamente invisible.
    Podemos utilizar Invisalign en el 95% de las maloclusiones. Sin embargo, es el grado de colaboración del niño el que determinará si vamos a utilizar Invisalign para tratar su maloclusión, ya que al ser un aparato removible necesitamos que esté todo el día puesto y que sólo se lo quiten para comer.

Ortodoncia en adultos

Se pueden utilizar los mismos aparatos descritos en el apartado anterior. Sin embargo siempre intentaremos utilizar el aparato que sea más cómodo y estético para el paciente y le permita llevar una vida totalmente normal durante todo el tratamiento.

Es por ello que en la mayoría de los casos presentaremos como primera elección la Ortodoncia Invisible en cualquiera de sus 2 versiones (Invisalign o Ortodoncia lingual Incognito). Se trata de 2 sistemas que nos van a permitir conseguir unos resultados espectaculares con mínimas molestias para los pacientes. De esta manera, cada vez son  más los adultos que se pueden beneficiar de las maravillas de un tratamiento de ortodoncia.Tipos de ortodoncia: ¿cuál es la mía?

Por último cabe destacar que el éxito de un tratamiento de ortodoncia depende totalmente del ortodoncista que realiza el tratamiento y que decidirá por el tipo de ortodoncia adecuado. Los aparatos anteriormente descritos son un vehículo que nos permite conseguir los objetivos que nos hayamos marcado. Es por ello que es imprescindible que el tratamiento sea realizado por un “especialista exclusivo en Ortodoncia”. Sólo de esta manera tendremos una garantía de éxito asegurado.

Mis mejores deseos de sonrisas para todos vosotros.

Tipos de ortodoncia: ¿cuál es la mía? 4.13/5 (82.50%) 8 votes