Cuidados dentales tras una intervención quirúrgica

Sonrisa espectacular

Cuidados dentales tras una intervención quirúrgica

Cuidados dentales tras una intervención quirúrgica

Tras realizar una intervención quirúrgica, los cuidados dentales que debemos seguir son los siguientes:

  • Si se ha realizado una extracción dental, se morderá una gasa durante media hora. Esto sirve para que la herida se mantenga con presión y no sangre. Asimismo, se evitará escupir y enjuagarse hasta el día siguiente, ya que si no se disuelve el coágulo de sangre que se forma y la herida no parará de sangrar. Al día siguiente, se podrá enjuagar con un enjuague que le recetará el dentista para eliminar los restos de placa de la zona. Los dientes se cepillarán de forma habitual y la herida, a partir del cuarto o quinto día, también, suavemente, para retirar los restos de alimento que puedan adherirse a la zona o a los puntos. En caso de que se haya realizado una cirugía a nivel de los cordales (las temidas muelas del juicio), si son inferiores, es importante realizar movimientos de apertura y cierre para que la musculatura se destense, a partir del día siguiente. Lo que se suele hacer cuando se extrae un molar es no abrir, o mantener la boca cerrada, pero haciendo ejercicios estaremos incrementando el riego sanguíneo en la zona y, por tanto, la cicatrización.
  • Si lo que se ha realizado es la colocación de implantes dentales, los cuidados serán exactamente los mismos, evitando la masticación por la zona operada para que esté en reposo y no se produzca ninguna lesión sobre la herida.
  • Si lo que se ha realizado es una cirugía de implantes inmediatos, es decir, que hemos colocado los dientes inmediatamente después de colocar los implantes, evitaremos los enjuagues el primer día, así como el cepillado de la zona, pero a partir del 4º ó 5º día. La higiene se realizará de forma habitual.

En todos los casos, tras una intervención quirúrgica dental será necesario tomar la medicación que el dentista estime oportuno y colocación de hielo en la zona operada durante al menos una hora, así como dormir con la cabeza semilevantada la primera noche para reducir la inflamación de la zona lo máximo posible.

Siguiendo estos sencillos cuidados dentales, lo normal es no experimentar ninguna complicación tras la intervención quirúrgica, de todas formas, ante cualquier síntoma extraño, no dudéis en acudir a vuestro dentista de confianza.

 

Fuente de la imagen: Google Images. 

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es