Blanqueamiento interno de un incisivo

Hoy os presentamos un caso clínico que consta de dos partes: ortodoncia con el Sistema Damon para la correcta alineación de los dientes y un retoque de color en un incisivo gracias a un blanqueamiento interno.

En primer lugar la paciente se sometió a un tratamiento de ortodoncia Damon para tratar la maloclusión que presentaba. Cuando terminamos con la ortodoncia,  la oclusión era perfecta y el resultado espectacular. Sin embargo, el caso no estaba terminado puesto que presentaba un problema de color en el incisivo central superior derecho.

Había tenido un golpe cuando era más pequeña y presentaba una infección en ese diente, que hubo que tratar. Tras realizarle la endodoncia, el siguiente paso consistió en devolver al diente su color original. Para ello, procedimos a realizar un tratamiento de blanqueamiento interno de ese diente. Durante 5 visitas una vez por semana, fuimos cambiando el producto blanqueador hasta conseguir el color deseado. Dimos unos últimos toques con composite para terminar de darle forma al diente y el resultado final es una sonrisa armónica: dientes alineados y con un color uniforme.

La paciente está encantada con el resultado de la ortodoncia y el blanqueamiento interno, y nosotros … también. :)

Valora este contenido