¿Es posible que los dientes sean la causa de dolor de otra parte del cuerpo?

Sonrisa espectacular

dientes-dolor

¿Es posible que los dientes sean la causa de dolor de otra parte del cuerpo?

Hace poco tiempo, comentábamos que la boca es el oráculo de la salud de tu cuerpo y de lo importante que es tener una buena salud dental.

El cuerpo es un sistema de circuitos en la que todo tiene conexión con todo y es un hecho que cada día más estudios reafirman.

Uno de los últimos afirma que la pérdida de piezas dentales es el primer atisbo de enfermedades cardiovasculares. Parece ser que existe una relación directa entre el número de piezas dentales perdidas de un paciente y el nivel de arteroesclerosis que sufre.

Es decir, cuantas más piezas se han perdido en la boca, mayor cantidad de placa hay acumulada en las arterias carótidas, luego mayor probabilidad de desarrollo de una enfermedad cardiovascular.

Cuando una visita al dentista alivia el dolor de otra parte del cuerpo

Si sufres de dolores de espalda, puede ser bastante probable que comiences a sentirse mucho mejor después de una visita rutinaria a tu dentista.

[sws_pullquote_right]”La razón es que dientes, mandíbula y columna vertebral están conectados y podemos entenderlo como una unidad.” [/sws_pullquote_right]

Por lo tanto, tener problemas en uno de estos sistemas pueden derivar en dolores en cualquier otro.

A modo de ejemplo podemos decir que desviaciones de la columna vertebral como la escoliosis pueden estar originadas por problemas dentales, en este caso en concreto, por problemas de maloclusión. De hecho, se estima que el 30% de los dolores musculares de cuello y espalda están provocados por problemas de este tipo.

Pero una mala colocación de los dientes no es la única causa de problemas de salud que tienen su origen en la cavidad bucal.

Las caries dentales, producidas por la acumulación de placa bacteriana también pueden ocasionarnos más de un disgusto, ya que si dichas bacterias consiguen pasar al torrente sanguíneo, tendrán acceso a prácticamente cualquier rincón de nuestro cuerpo.

Entre otras cosas, podemos encontrarnos con problemas de pérdida del tono fibrilar, por lo que se relentizará la contracción-relajación de los músculos lo que nos provocará fatiga muscular. De aquí a las lesiones por desgarros y lesiones tendinosas solo hay un paso.

problemas-digestivosTambién existe una relación directa entre la salud dental y los problemas digestivos.

Primero, porque la boca es la vía de entrada de los alimentos a nuestro organismo. Nuestra saliva y nuestros dientes son fundamentales para realizar un correcto proceso digestivo.

Falta de piezas dentales e infecciones bucales producidas por caries son causa directa de enfermedades como la gastritis, ya que la trituración de los alimentos en la boca no es todo lo efectiva que debiera y obliga al sistema digestivo a realizar un sobreesfuerzo continuo.

Por último y no por ello menos importante, también se ha establecido la relación directa entre la alopecia areata (pérdidas de pelo temporales y localizadas) y las infecciones dentales.

Más vale prevenir que curar

Una buena salud bucodental es la mejor manera de cuidar, no solo tu boca, sino también el resto de tu cuerpo.

Los hábitos de higiene bucodental, tales como el cepillado diario de los dientes después de cada comida y las visitas periódicas y regulares a tu dentista de confianza, evitarán la generación de problemas más graves.

Si sufres de algún tipo de maloclusión, es posible que sea la causa de otros trastornos de tu cuerpo, por lo que con una visita a un experto en ortodoncia que diagnostique con certeza cuál es el mejor tratamiento para ti, puedes matar dos o más pájaros de un tiro.

dientes-separados

Y lo más importante, ni se te ocurra hacer locuras del tipo “voy a separarme los dientes, que se ha puesto de moda” como han hecho algunos famosos. Podrías alterar tu sistema muscular provocando dolores en articulaciones y músculos.

Debemos asimilar que lo que pasa en la boca puede repercutirnos en la punta del pie, porque el cuerpo humano es un organismo complejo en el que todos y cada uno de sus rincones están conectados entre sí.

Cuidar tu boca es el primer paso para mimar el resto de tu cuerpo.

Fuente foto 1 2 – Google Images

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es