Vitaminas para los dientes

¿Qué vitaminas crees que ayudan a mantener unos dientes sanos y fuertes? Fíjate en la relación que traemos hoy para ti e incluye estas vitaminas en tu dieta diaria. ¡Tus dientes lo agradecerán! 🙂

Vitaminas  para los dientes: vitamina D

La vitamina D es fundamental para que el cuerpo sea capaz de reabsorber el calcio, mineral fundamental para el buen estado de nuestros dientes.

Vitaminas para los dientes: vitamina K

¿Sabías que la vitamina K afecta a la mineralización ósea? La falta de vitamina K puede afectar a tus dientes pues estos están constituidos a base de la misma combinación mineral que tus huesos. Un nivel bajo de vitamina K genera debilidad en los dientes.

¿Qué puede causar la falta de vitamina K o vitamina D en tus dientes?

En el caso de la vitamina K, es posible que alguna enfermedad esté causando que tu cuerpo no tenga los niveles adecuados de vitaminas. Por otro lado, tanto la vitamina K como la vitamina D están presentes en multitud de alimentos, por lo que una dieta pobre en determinados nutrientes puede provocar que tu organismo no cuente con la suficiente cantidad de estas vitaminas.

¿Qué alimentos puedo tomar que aporten vitaminas para los dientes?

  • Pescados: El salmón, la caballa, las sardinas y el atún contienen gran cantidad de vitamina D. Si eres amante del sushi, debes saber que el pescado crudo contiene también mucha vitamina D para tu organismo. Tan solo te pedimos que, si te decides por el pescado crudo, tengas mucho cuidado y elijas bien el sitio donde tomarlo. 🙂
  • Cereales: empezar el día con cereales es genial para aportar a nuestro organismo una dosis de vitamina D. Fíjate en la etiqueta y elije unos que no contengan azúcares refinados.
  • Huevos: además de vitamina D, los huevos te aportarán muchas proteínas y vitaminas B-12
  • Verdura de hoja verde: este tipo de verduras son geniales para que tu organismo cuente con una dosis extra de vitamina K. Algunas de estas verduras son las espinacas, las acelgas y las lechugas.
  • Coles de bruselas: son geniales pues tienen una cantidad enorme de vitamina K. Te recomendamos que las consumas en temporada comprándolas frescas. Si no te es posible, puedes comprarlas congeladas, pues mantienen las vitaminas y propiedades, aunque no tanto su sabor.

¿Te ha gustado nuestro post? ¿Vas a incorporar las vitaminas para los dientes en tus hábitos alimenticios de este nuevo año? ¡Comenta este post y cuéntanos! 🙂

Vitaminas para los dientes
5 (100%) 2 votes