Ortodoncia sin cirugía, ¿es siempre posible?

Sonrisa espectacular

Ortodoncia sin cirugía, ¿es siempre posible?

¡Hola a todos! La ortodoncia sin cirugía es algo por lo que muchísimos pacientes me preguntan. Los casos más graves de ortodoncia requieren, en ocasiones, cirugía ortognática. Esto quiere decir que en los casos de ortodoncia límite en los que tenemos un grave problema de estética, de salud o de oclusión podemos necesitar servirnos de la cirugía de huesos para corregir el problema. Esto ocurre tan solo en el 1% de los casos que trato en mi clínica. Haz click en el vídeo y descubre cómo logro resolver el 99% de los casos que veo con ortodoncia sin cirugía.

La ortodoncia sin cirugía y los tratamientos no invasivos son una máxima en mis propios protocolos de trabajo. Pero antes de explicar de forma sencilla el por qué de la cirugía ortognática, quiero nombraros cuáles son los objetivos que siempre buscamos con un buen tratamiento de ortodoncia. A mi me gusta dividirlos en cuatro puntos que comparten importancia:

  1. En primer lugar la estética. La gran mayoría de vosotros consultáis la posibilidad de seguir un tratamiento de ortodoncia por tema de estética. Es uno de los objetivos que, si haces un buen tratamiento, debes conseguir.
  2. En segundo lugar, función. La boca es un órgano que está hecho para funcionar de una manera equilibrada. La boca debe permitirnos que comamos bien, debe otorgarnos equilibrio en la masticación, etc. Tenemos que conseguir hacer un correcto tratamiento para que la boca pueda funcionar correctamente y que nos permita realizar el acto masticatorio de una forma ordenada a la vez que equilibrada.
  3.  Otro de los objetivos es la oclusión, los dientes tienen que encajar de una manera determinada. No existen dos formas correctas para que los dientes de una persona encajen bien, solo existe una. Cuando los dientes ocluyen correctamente damos estabilidad a la boca y a todos los tejidos orales, al mismo tiempo que también damos estabilidad a la articulación.
  4. En cuarto lugar, la salud. La salud no solo de los dientes, si no también de los tejidos que sujetan a los dientes. El no tener una buena oclusión o el tener graves problemas en la oclusión de los dientes puede hacer que no tengamos una correcta salud en los tejidos orales, que no nos podamos cepillar, o que la encía, el hueso y la articulación estén sufriendo. Todos estos motivos hacen que la salud sea también un objetivo que debemos conseguir.

¿Cuándo no es posible resolver un caso con ortodoncia sin cirugía?

Debemos recurrir a la cirugía de huesos dejando a un lado la ortodoncia sin cirugía en aquellos casos en los hay una maloclusión tan severa que solo con el movimiento dentario es imposible conseguir compensarlo.

Hace muchos años, por las técnicas que utilizábamos y por los materiales con los que contábamos, los movimientos dentarios estaban muy limitados. En estos últimos años ha avanzado todo muchísimo: la técnica, los materiales, y también nuestra formación. Ahora disponemos de un montón de herramientas que nos permiten que casos que antes sí o sí debíamos tratarlos con cirugía ortognática, ahora los podemos resolver con ortodoncia sin cirugía tan solo haciendo una compensación dentaria.

La cantidad de casos que antes se debían operar rondaba el 15% en nuestra consulta. Ahora lo hemos reducido a menos de un 1%.

Hay un caso en el que yo siempre digo que es necesario hacer cirugía de huesos. Se trata de aquellos casos en los que una persona viene con un gravísimo caso de maloclusión pero además a nivel estético se siente muy acomplejada. Ese gran problema en el crecimiento de los huesos hace que la persona no esté cómoda con su cara. Se trata de los casos en los que el paciente tiene la mandíbula muy desarrollada hacia delante, o al revés, el hueso de arriba muy adelantado. Solo con el movimiento dentario vamos a mejorar pero no vamos a conseguir grandes cambios faciales. En esos casos la ortodoncia sin cirugía no es la opción perfecta teniendo que recurrir a la cirugía para dar un buen equilibrio en la boca y para mejorar a nivel facial.

¿Qué hacemos con cirugía?

  • Cambiar la posición de los huesos, en muchas ocasiones a nivel de anchura.
  • Ensanchamos hueso. En un niño podemos hacer que el hueso crezca en anchura pero con un adulto esto no lo podemos conseguir.
  • También conseguimos cambiar el plano vertical (arriba y abajo) y el plano sagital (el plano de delante y de detrás).
  • Cuando hacemos ortodoncia con cirugía conseguimos cambiar los maxilares en los tres planos del espacio para conseguir esos cuatro objetivos de los que os hablaba más arriba y que con ortodoncia sin cirugía no podemos conseguir.

Gracias a las técnicas de las que disponemos ahora logramos resolver los casos más complicados de ortodoncia sin cirugía.

Ven a conocernos para que diagnostiquemos tu caso de ortodoncia sin cirugía

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es