Solucionamos maloclusión clase II con ortodoncia invisible y estética dental

El paciente que protagoniza este caso clínico ha cambiado tanto que cuesta reconocerle en las fotos de hace dos años, cuando vino a ponerse en nuestras manos. Por privacidad, no podemos enseñarnos el aspecto completo y rejuvenecido de este hombre de mediana edad, pero creednos cuando os decimos que su nueva sonrisa le ha invitado a tener también un nuevo corte de pelo, unas nuevas gafas e incluso un nuevo look! Siempre lo decimos, cuando las personas comienzan a cuidarse la boca, su aspecto general mejora.

Empecemos por el principio. Nuestro paciente vino a vernos a nuestra clínica después de que hacía años le hubiesen realizado trabajos de estética dental con una calidad de coronas nada buena y además mal adaptadas.

maloclusión clase II

Aspecto inicial del paciente

maloclusión clase II

Detalle aspecto inicial del paciente

Además de estos trabajos de estética dental mal adaptados que os comentamos, el paciente presentaba una maloclusión clase II muy severa en la que se apreciaba un fuerte apiñamiento tanto en la arcada superior como en la inferior, además, en la visión frontal observamos que el paciente presentaba mordida cruzada en la zona anterior.

 

maloclusión clase II

Aspecto lateral derecha antes de tratamiento

maloclusión clase II

Aspecto lateral izquierda antes de tratamiento

maloclusión clase II

Aspecto superior antes de tratamiento

maloclusión clase II

Aspecto inferior antes de tratamiento

Lo primero que explicamos a nuestro paciente es que para resolver su caso debíamos empezar con una fase de ortodoncia. Solo de esta forma conseguiríamos un correcto desarrollo de las arcadas. De esta forma conseguiríamos el espacio necesario para poder alinear los dientes corrigiendo a su vez la maloclusión clase II y sobremordida que el paciente presentaba. Por supuesto, conseguiríamos también unos arcos armónicos que nos diesen el espacio necesario para que la doctora Peydro pudiese realizar un buen trabajo de estética dental.

Además del problema estructural que conseguimos resolver con ortodoncia el paciente presentaba problemas a nivel de estética dental tal como podéis observar en las fotografías de inicio. Tenía tinción negra en el incisivo central debido al gran desajuste de las coronas y de unas endodoncias antiguas realizadas en la raíz de ese incisivo central.

Era un gran reto resolver este caso multidisciplinar.

Por un lado, en lo que a la parte de ortodoncia se refiere, decidimos tratar el caso utilizando la técnica Invisalign. El tratamiento duró aproximadamente dos años en los que trabajamos con los objetivos marcados desde el principio. Logramos un correcto desarrollo de las arcadas dentarias y solucionamos la maloclusión clase II y la sobremordida y apiñamiento que presentaba el paciente.

Cuando la parte estructural estuvo resuelta la doctora Marta pasó a resolver la parte estética.

El blanqueamiento que se realizó al paciente estabilizó el color que se había visto afectado en el pasado por la ingesta de tetraciclinas. Cuando la doctora hubo conseguido esto se colocaron las carillas en los dientes anteriores dañados por la maloclusión que sufría en el pasado el paciente. También cambió la corona desajustada por una corona del tamaño adecuado. El resultado final conseguido es espectacular, ya que no solo hemos resuelto el caso a nivel oclusal sino que hemos conseguido una estética de la sonrisa increíble tal y como podéis ver en las fotos finales.

maloclusión clase II

Aspecto final tras ortodoncia y estética dental

maloclusión clase II

Visión lateral derecha tras tratamiento

maloclusión clase II

Visión lateral izquierda tras tratamiento

maloclusión clase II

Sonrisa final

Solucionamos maloclusión clase II con ortodoncia invisible y estética dental
5 (100%) 1 vote