Piorrea: curar la infección

Sonrisa espectacular

Piorrea: curar la infección

La enfermedad periodontal o piorrea produce una pérdida de hueso generada por bacterias, las cuales no se encuentran localizadas únicamente en la cavidad bucal. Éstas, a través de la sangre y la saliva, pasan al torrente sanguíneo y a todo el organismo, llegando al corazón y los demás órganos vitales.

¡Qué importante es hacer entender a nuestros pacientes que saneando sus dientes, no sólo van a mejorar en estética, sino también en su salud general!

Estudios recientes han seguido confirmando la relación tan clara y evidente que existe entre la enfermedad cardíaca y enfermedad periodontal. Cuando un paciente presenta infección activa en las encías, no sólo sus dientes se ven afectados; no sólo su aspecto se ve alterado; no es únicamente su sonrisa y su cara las que sufren las consecuencias: es su salud general la que poco a poco se va a ir deteriorando.

Todo en el cuerpo está relacionado y, por supuesto, la boca interacciona con el resto del organismo. De hecho, a cualquier paciente al que deban realizarle un trasplante de órganos, es totalmente obligatorio curar cualquier infección bucal, ya sea restauración de caries activas o extracción de dientes infectados, pero, sobre todo, curar las encías: eliminar restos de sarro, supuración, tejido de granulación y bacterias que puedan pasar al torrente sanguíneo.

Resultado final con porcelana

Resultado final con porcelana

El siguiente caso que mostramos, es un caso que necesitó un tratamiento multidisciplinar:

  • Tratamiento periodontal para eliminar infecciones activas, restauración de caries y sustitución por implantes de dientes inferiores posteriores y de todos los dientes superiores, ya que por lo avanzado de su enfermedad periodontal, no fue posible la utilización de los mismos.
  • Después de realizarse, por último, un tratamiento de blanqueamiento inferior, se realizó una rehabilitación completa de porcelana superior.

Con ello, la paciente ha conseguido una sonrisa que, según sus palabras, nunca había tenido con sus dientes naturales.

Una vez más, queda constancia de que la boca no es sólo estética sino salud.

¡Cuidando nuestros dientes, estamos ayudando a que nuestro organismo esté más sano, más vital!

Mis mejores deseos de salud.

 

 

 

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es