Carillas de porcelana: estética dental en estado puro

Sonrisa espectacular

Carillas de porcelana: estética dental en estado puro

Una sonrisa que refleje una estética y una buena salud dental es nuestra carta de presentación al mundo, por eso los tratamientos con carillas de porcelana es uno de los más demandados por nuestros pacientes. Todos queremos tener una sonrisa espectacular, mostrar unos dientes sanos, brillantes, blancos,… ¡bonitos! Y, por supuesto, las carillas de porcelana, en las indicaciones correctas, nos van a ayudar a conseguirlo.

¿Cómo se hacen estas carillas de porcelana?

Se trata de unas finas láminas de porcelana que se adhieren a la cara externa del diente para cambiar su forma o su color. Para ello, se debe preparar levemente la superficie del diente y tomar unas medidas, de manera que, artesanalmente, se van modelando en el laboratorio, capa a capa, hasta conseguir el aspecto deseado. Después, en clínica, se unen al diente con un cemento definitivo.

¿En qué casos se recomienda usar carillas de porcelana?

En muchas ocasiones, los pacientes quieren colocarse carillas de porcelana porque tienen los dientes mal colocados y quieren tenerlos correctamente posicionados. Pero yo, en estos casos, siempre aconsejo realizar un tratamiento de Ortodoncia, conseguir una oclusión correcta y, posteriormente, si hace falta mejorar algún diente que está fracturado o desgastado, realizar sobre ese diente una carilla de porcelana.

Las carillas de porcelana mejoran de forma increíble los dientes manchados, fracturados, desgastados… y el aspecto de la sonrisa de un paciente con enfermedad periodontal controlada. Estos pacientes presentan dientes más largos, con aparición de la zona de la raíz, de forma que se muestran espacios negros en las zonas de unión entre los dientes y dan un aspecto de sonrisa envejecida. Esto ocurre tanto a gente joven como a gente de más edad que han sufrido o sufren piorrea.

Un caso clínico como ejemplo:

Como le ocurrió a este paciente de 30 años de Valencia, que acudió a nosotros porque no le gustaba su sonrisa. Se veía los dientes largos, le molestaban los triángulos negros entre los dientes y le daba vergüenza sonreír. Padece enfermedad periodontal controlada por un especialista y hemos estudiado su caso para ofrecerle la mejor solución para que su sonrisa sea espectacular.

En este caso, hemos realizado carillas de porcelana en los caninos y en los incisivos laterales, y coronas de porcelana de recubrimiento total en los dos incisivos centrales. Hemos conseguido, sobre todo, acortar la longitud de los dientes y cerrar los espacios negros entre ellos. Las restauraciones se integran a la perfección con el resto de los dientes, tanto en color como en forma como en tamaño, por lo que el tratamiento pasa totalmente desapercibido.

La gente observa que el paciente tiene una sonrisa más bonita, pero nadie sabe que lleva un tratamiento restaurador. Eso es lo que siempre pretendemos: que la sonrisa sea totalmente natural.

Carillas de porcelana: Resultado final
Carillas de porcelana: Resultado final

En este caso, nosotros estamos muy satisfechos con el resultado. Y lo más importante, ¡el paciente está encantado con sus carillas de porcelana!

Mis mejores deseos de salud.


Si te apetece que estudiemos tu caso, te invitamos a que pidas cita a través de este formulario.

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es