Halitosis: Causas y tratamiento

Sonrisa espectacular

halitosis

Halitosis: Causas y tratamiento

La halitosis, o más conocida como «mal aliento«, se trata de una alteración que afecta tanto al que la padece como a la gente con la que se relaciona.

La halitosis puede ocasionar problemas a nivel social y laboral, puesto que es igual de importante ir bien vestido y peinado, como tener un buen aliento hacia los demás.

Hoy te contamos cómo podemos tratar y prevenir el mal aliento.

Causas y tratamientos de la halitosis

– Piorrea

Una de las causas más comunes de la halitosis es la piorrea. Se caracteriza por un olor muy específico, fácilmente identificable por los dentistas, puesto que está causado por el acúmulo de bacterias en las encías que han producido inflamación, supuración y/o sangrado en las mismas.

Más importante que la halitosis en sí, es el tratamiento de la piorrea, que va a llevar consigo la desaparición total del mal aliento.

– Caries

Otra causa que puede provocar halitosis es una gran cantidad de caries en boca. Se trataría de caries activas, que han producido grandes agujeros en los dientes que se rellenan de restos de comida y placa. El tratamiento de dichas caries también eliminaría el mal aliento.

– Prótesis o puentes mal adaptados

La retención de alimentos bajo las prótesis o puentes mal adaptados, es otra de las causas de la halitosis o mal aliento.

A veces, con el paso del tiempo, los puentes se van separando de la zona de la encía y queda un hueco entre ambos que se rellena de alimento. Hay que utilizar aditamentos especiales para eliminar los restos de comida, así como cambiar los puentes desajustados para que vuelvan a adaptarse perfectamente a la zona de la encía.

Las prótesis de quita y pon han de lavarse fuera de la boca cada vez que el paciente come, puesto que éstas también acumulan restos de alimento y forman sarro al igual que los dientes.

Las prótesis sobre implantes han de ser limpiadas en la clínica dental dos veces al año, ya que no pueden ser retiradas en casa para su limpieza.

Prevención de la halitosis

Una o dos limpiezas profesionales al año, eliminan el sarro que se forma en los dientes y que favorece la retención de nueva placa y también el mal aliento o halitosis.

Por último, cada vez que nos cepillamos, debemos realizar un cepillado lingual para eliminar las bacterias que quedan acumuladas en la lengua. También es recomendable utilizar un colutorio específico que proporcionará un aliento más fresco.

Por otra parte, en las farmacias tienen colutorios, pastas dentales y comprimidos indicados específicamente para el tratamiento de la halitosis.

 

 

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es