Periodontitis: todo sobre ella

Sonrisa espectacular

periodontitis

Periodontitis: todo sobre ella

La periodontitis o piorrea es una enfermedad que afecta al periodonto, (encía, hueso, cemento radicular y el ligamento periodontal) estos son los tejidos que rodean y sujetan los dientes.

La periodontitis se produce por la proliferación de las bacterias patógenas que están presentes en la boca. Su organización empieza por la placa bacteriana, que una vez calcificada se transforma en sarro (que ya no se puede eliminar con el cepillado, sino que necesita de una limpieza profesional). Si no se elimina el sarro va ganando terreno al espacio entre el diente y la encía, lo que termina provocando una reacción inflamatoria y destructiva.

Actualmente está demostrado que un buen control de la placa bacteriana ayuda a detener la evolución de la periodontitis, aunque influyen mucho en ella factores genéticos y agentes externos como el estrés y el tabaco. [sws_pullquote_right] Los adultos pierden más dientes por piorrea que por caries.[/sws_pullquote_right]

Dentro de la piorrea o periodontitis, encontramos dos estadios diferentes, la gingivitis es el primer paso hacía la gravedad de esta patología. La etapa de la gingivitis causa inflamación y sangrado de las encías, en este punto la enfermedad aún es reversible, pero si no es tratada, se acaba convirtiendo en periodontitis, que implica la destrucción del hueso y retracción en la encía. En este estadio la enfermedad ya es crónica.

Fases de la periodontitis

  • Gingivitis: Cualquier afección periodontal se inicia en la encía. Los síntomas van desde el cambio de color de la encía de rosado a rojo intenso hasta la inflamación con dolor y sangrado al cepillarse los dientes.
  • Periodontitis inicial: 
El sarro comienza a acumularse entre los dientes y la encía en pequeños huecos que se van formando por la retracción de la misma
  • Periodontitis moderada:
 Se produce una ligera movilidad de los dientes. A veces los dientes se desplazan y se crean huecos entre ellos. Las encías aparecen enrojecidas y sangran con mayor facilidad. La halitosis (mal aliento) y mal sabor de boca son característicos. En ocasiones las bebidas o alimentos muy fríos o muy calientes pueden producir dolor.
  • Periodontitis avanzada: Congrega todos los anteriores síntomas, pero con efectos aumentados. Los dientes se mueven hasta el punto en que pueden llegar a caer. La encía sangra abundantemente y duele, lo que impide cepillarse correctamente los dientes, hecho que agrava aún más el problema.

¿A quién afecta la periodontitis?

Cuando se trata de gingivitis es muy frecuente en todas las edades. En algunos casos la gingivitis, aún sin ser tratada, no se desarrolla lo suficiente como para llegar a causar graves molestias, pero sí es importante tratarla evitando así que pueda terminar convirtiéndose en periodontitis. [sws_pullquote_right]Se puede perder un diente en una media de 5 años si la enfermedad de la periodontitis no es tratada. [/sws_pullquote_right]

Sin embargo, la periodontitis es muy rara en jóvenes y adolescentes, aunque sí pueden padecerla y, en estos casos es tremendamente agresiva. Lo normal es que su frecuencia aumente con la edad. La periodontitis afecta aproximadamente a 80% de la población adulta con más de 35 años.

Por ello en la Clínica Peydro recomendamos una visita para chequear la salud de las encías cada seis meses, ya que como veis, la clave para evitar la periodontitis es la prevención.

 Fuente de la imagen: http://flickrcc.bluemountains.net/flickrCC/index.php?terms=teeth&page=2&edit=yes&com=no# 

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es