Niños, ¡gana la batalla a la pereza!

Sonrisa espectacular

Niños, ¡gana la batalla a la pereza!

lavado dientes niños

Cepillado de dientes. Fuente: Pinterest

Da igual el momento del día, que su cepillo de dientes sea de su personaje animado favorito, o que le digas que no cepillarse los dientes es malo para su salud… Muchos niños tienen un odio especial a todo lo relacionado con la higiene dental convirtiendo la tarea del cepillado de dientes en todo un suplicio. Si no quieres acudir antes de tiempo al dentista, es necesario que dediques a esta tarea la importancia que merece. Pero como sabemos lo difícil que es en muchas ocasiones, hemos preparado un decálogo sobre pautas y hábitos para convertir en amena la tarea del cepillado y cuidado bucal de los más pequeños. ¡Empezamos!

1.- Debes saber que un niño de dos años ya tiene edad para comenzar a lavarse los dientes. Claro está, que deberás hacerlo tú por él utilizando un cepillo adecuado y de cerdas suaves. Él todavía es muy pequeño, pero debes comenzar ya a habituarlo a limpiar su boca. Poco a poco, déjale participar, estando tú muy pendiente.

2.- No hay nada mejor que predicar con el ejemplo. Si tus hijos te ven limpiarte los dientes querrán hacer lo mismo, pues los niños tienden siempre a imitar aquello que ven.

3.- Siéntate en el suelo del baño con él al lado y mientras cepillas los dientes a tu hijo prueba a que él haga lo mismo contigo. Si se ve útil en el proceso prestará más atención a la tarea.

4.- Súbele a un taburete (contigo detrás). Frente al espejo, y con el reflejo de ambos, invéntate historias sobre los dientes que está cepillando. A la práctica totalidad de los niños les encantan los cuentos y las historias. Dependiendo del carácter del tuyo, puedes inventar que los dientes son princesas, dragones o soldados alineados y dispuestos a atacar. 🙂

5.- Siguiendo los dos consejos anteriores, continuamos convirtiendo el momento del cepillado de dientes en algo divertido.  Puedes crear un ritual de limpieza de dientes diario en el que cada día escuchéis una canción mientras os laváis los dientes. Baila con él, ríe, divertíos juntos. Así lograrás que la tarea del cepillado pase a ser, sin que él lo note, el momento de bailar y reír con papá y mamá. 

6.- Utiliza una pasta de dientes infantil que le guste. De fresa, con sus personajes favoritos en el tubo, lo que sea para convertirla en un producto más atractivo. Utiliza poquita cantidad y colócala en un lugar al que él no tenga acceso.

7.- Conforme los niños crecen, debemos dedicar más tiempo al cepillado de dientes. Si tu hijo es de los que se desesperan con esta tarea, prueba a colocar un reloj que mida los tiempos dedicados a cepillar, enjuagar y utilizar un colutorio.

8.- Tener el baño decorado como zona de juegos infantil puede ayudarte, además de con esta tarea, con todas las relacionadas con la higiene de tu hijo.

9.- Es importante que los niños se laven los dientes al menos dos veces al día. Lo ideal es hacerlo después del desayuno y después de la cena. Si dejas la tarea para antes de ir a la cama, lo más normal es que esté muy cansado y le de más pereza.

10.- Se trata de una tarea más, como la ducha, preparar la cama juntos, o enseñarle a recoger los juguetes. Que no se te olvide el momento dientes o lo verán como algo excepcional.

¡Esperamos que nuestros consejos sobre higiene bucal infantil te hayan resultado útiles! 🙂

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es