¿Por qué se forma el sarro en nuestra boca?

Sonrisa espectacular

¿Por qué se forma el sarro en nuestra boca?

Sarro, ¿qué pasa con él? Pues simplemente que, una vez se forma, el paciente ya no se lo puede limpiar de forma autónoma.

Muchos pacientes acuden a nuestra consulta y nos preguntan: ¿cómo es posible que hace pocos meses me hice una limpieza bucal y ya tengo sarro de nuevo? ¿Por qué se forma el sarro en mi boca? La respuesta es sencilla. El sarro se forma continuamente en nuestra boca, así que desde el mismo momento en que salimos de la clínica dental con los dientes perfectamente limpios, el sarro comienza de nuevo a tratar de depositarse en nuestros dientes.

Pero, ¿cómo se produce el sarro? El sarro se produce en el momento en que los restos de alimento quedan adheridos en la superficie dental. Es necesario que el cepillado sea muy concienzudo para evitar que la placa bacteriana comience a depositarse en los dientes. Una vez que la placa ya se ha formado, la “cal” de la saliva la cubrirá y es en ese momento cuando comienza de nuevo la formación de sarro.

Al principio, el sarro de nueva formación, es de color blanco. Ya en ese momento, el paciente no se lo va a poder retirar, así que esa superficie cada vez es más retentiva y poco a poco la cantidad de sarro va incrementándose y tiñéndose de color oscuro.

El sarro no solo produce un defecto estético, pues en algunos casos, puede producir hasta mal sabor de boca. También afecta directamente a la salud de las encías (es la causa más directa de la gingivitis y la periodontitis).

En pacientes que tienen controladas sus visitas al dentista y las higienes profesionales (cada 6 meses o cada año) el sarro que se forme se eliminará con regularidad y se incidirá cada vez en reforzar las técnicas de higiene para que no descuide las zonas que son más propensas a que se forme el sarro. Sin embargo, si el paciente tarda años es acudir a la consulta, el sarro no solo permanecerá en la superficie dental por encima de la encía, sino también subgingival (por debajo), desarrollándose entonces las enfermedades de encías que provocan (entre otras) supuración gingival, sangrado, mal aliento, pérdida de hueso y retracción de encías, lo cual termina en la pérdida de dientes.

Conclusión, el sarro es muy fácil de controlar pero su descontrol, tiene efectos fatales en la salud de las encías. Ahora que ya sabes por qué se forma el sarro en tu boca, no dejes de visitarnos y controlar así tu higiene bucal.

 

exceso_de_sarro

Cuida tus dientes. Fuente: Pinterest

2 comments

  1. luisita reyes - 2 marzo 2015 00:23

    gracias yo hace un dia fui a la consulta y me dijeron que tenia que limpiarme sarro acumulado…me dijeron que era cálculos dentales.por lo que veo necesito una limpieza. gracias . si algo soy luisa reyes y síganme en face como luisita reyes. tengo 22 años y tengo 2 hijas hermosas. una de 4 años y la otra de 2. gracias bye…

    Responder
    • Equipo Peydro - 2 marzo 2015 11:11

      ¡Hola Luisita! Muchas gracias por comentar en nuestro blog y participar con nosotros. Es muy importante hacer una limpieza dental al menos una vez por año, para evitar la acumulación de sarro en nuestra boca. ¡Saludos!

      Responder

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es