Longitud de los dientes, ¿cuál es la adecuada?

Sonrisa espectacular

Longitud de los dientes, ¿cuál es la adecuada?

Los dientes, para que se vean bonitos, deben tener unas proporciones adecuadas. Esto significa que la longitud de los dientes ha de ser proporcional con la anchura y el tamaño de cada diente en particular, y proporcional con el de los dientes vecinos para que el conjunto proporcione una sensación de armonía.

longitud-de-los-dientes

La longitud de los dientes debe ser proporcional

La longitud del incisivo central superior está entre 9 y 11 mm. Así, para una longitud de 10 mm del incisivo central superior correspondería una anchura de 8 mm y para una longitud de 11 mm una anchura de 9 mm para que el tamaño del diente resultara correcto.

Por otra parte, el tamaño del incisivo lateral superior es 2/3 el tamaño del incisivo central superior, por lo que si un central tiene una anchura de 8 mm, el lateral la tendrá de 5,5 mm; si la tiene de 9 mm, el lateral la tendrá de 6 mm. Y así, uno tras otro, todos los dientes van relacionándose armónicamente unos con otros.

La longitud de los dientes se acorta principalmente por un problema de desgaste, es decir, apretamiento y rechinamiento de los dientes. Esto hace que las piezas dentales rocen entre ellas y, debido a la dureza que tienen, con el paso de los años se acaben desgastando. El diente pierde primero el esmalte y luego la dentina, que es la capa que hay debajo del esmalte y que está mucho menos calcificada que éste, por lo que al llegar a ella, el desgaste se produce mucho más rápido.

Por contra de lo que mucha gente piensa, los dientes no se desgastan por comer, ya que el alimento es blando. Es el roce entre las piezas dentales lo que provoca el desgaste.

Para tratar este problema deberíamos, en primer lugar, evitar que aparezca. Ello se consigue haciendo que los dientes estén bien relacionados entre ellos, es decir, siguiendo un tratamiento de ortodoncia para conseguir que muerdan perfectamente. Por otra parte también es recomendable utilizar para estos casos una férula de descarga para controlar el apretamiento nocturno. Este tratamiento, por ser preventivo, es el mejor y menos invasivo.

Una vez la longitud de los dientes ya se ha reducido, no queda más que recuperar la longitud perdida con distintos materiales: por ejemplo, con composite, carillas de porcelana o coronas de cerámica o metal-cerámica. Como siempre, todo dependerá de cada caso en particular y es necesario un estudio detallado de la boca de cada paciente para proponerle la mejor solución.

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es