Presión en la mandíbula, ¿qué puedo hacer?

Sonrisa espectacular

Presión en la mandíbula, ¿qué puedo hacer?

Uno de los problemas que con mayor frecuencia nos encontramos en la clínica es el de aquellos pacientes que notan dolor o presión en la articulación de la mandíbula. Esta presión suele notarse principalmente por la mañana cuando el paciente se despierta debido a que, sin darse cuenta, ha permanecido gran parte de la noche apretando los dientes o con la mandíbula bloqueada con fuerza.

bruxismo-nocturno

La presión en la mandíbula se conoce como bruxismo

Ese problema que conocemos como bruxismo tiene un origen multifactorial. Es difícil determinar exactamente la causa de dicho problema, aunque sí se han identificado una serie de factores que pueden agravar dicha dolencia:

  • Estrés.
  • Presencia de maloclusión.
  • Ausencia de algunos dientes.

Asociado al bruxismo encontramos otra serie de sintomatología asociada. En muchas ocasiones los pacientes no identifican que el origen de determinados problemas de salud puede ser debido a la excesiva presión en las mandíbulas:

  • Dolores de cabeza.
  • Dolores en las cervicales.
  • Aparentes dolores de oído.
  • Migrañas.

Las dolencias anteriormente enumeradas son algunos de los síntomas que encontramos habitualmente y que mejoran de forma espectacular una vez se diagnostica el problema y se trata de forma apropiada.

Para reducir la intensidad de este problema será necesario en primer lugar determinar cúal es la causa y qué factores pueden estar haciendo que persista este problema. Además de un correcto diagnóstico, en la mayoría de los casos será necesario realizar una férula de descarga que el paciente usará para dormir. Esta férula se debe ir ajustando y equilibrando de forma progresiva hasta que el paciente esté en una situación de mayor estabilidad. Una vez conseguida esta situación se recomendará el ajuste de la misma aproximadamente 1 vez al año.

La férula de descarga tiene varias funciones:

  • Protege los dientes del desgaste que se produce por un apretamiento nocturno excesivo.
  • Al estar equilibrada ayuda a que la fuerza de dicho apretamiento disminuya, e incluso en muchos casos que desaparezca.
  • Protege la articulación de la mandíbula.
  • En casos en los que existe ya dolor, ayuda a que este disminuya o desaparezca.

Recordad que, como siempre, es aconsejable mantener revisiones dentales para poder realizar un diagnóstico precoz de cualquier anomalía que pudiera existir y poder tratarla lo antes posible.

 

 

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es