Fotos de antes y después de mordida abierta con Invisalign

Sonrisa espectacular

Fotos de antes y después de mordida abierta con Invisalign

Con este caso clínico he querido resolver la duda que algunas personas tienen acerca de si podemos tratar a todas las personas con Invisalign. La respuesta es clara y contundente. Podemos tratar a todas las personas con Invisalign y además conseguir los mejores resultados si sabes cómo hacerlo.

Uno de los problemas más difíciles de tratar con ortodoncia son los que están relacionados con lo que llamamos «el plano vertical», en concreto, los casos de mordidas abiertas.

¿Qué es una mordida abierta y cuál es su causa?

Hablamos de sobremordida correcta aquella en la que los incisivos superiores cubren aproximadamente 1/3 de los incisivos inferiores. Cuando hablamos de mordida abierta, hacemos referencia a la situación en la que los incisivos superiores no llegan a recubrir correctamente a los inferiores.

Lo más importante, como siempre decimos, es hacer un correcto diagnóstico y plan de tratamiento para determinar el origen de esa mordida abierta, ya que aunque veamos que el problema se localiza en la zona de los incisivos, éste en ocasiones es la consecuencia de otros problemas como puede ser la falta de desarrollo en anchura de los maxilares.

¿Cómo se corrige la mordida abierta?

Tradicionalmente se ha pensado que la ortodoncia invisible Invisalign no es la mejor aparatología para corregir este tipo de maloclusiones y por eso he querido mostrar este caso clínico en el que hemos corregido una mordida abierta únicamente con Invisalign.

Como hemos repetido tantas veces, el éxito de este tratamiento y de cualquier otro está en que la persona que realiza el tratamiento sepa cómo manejar correctamente los aparatos que va a utilizar para conseguir los mejores resultados.

Como se puede observar en las siguientes fotografías, la paciente presentaba una mordida abierta anterior que además estaba asociada a una gran ausencia de desarrollo transversal de su boca.

Debido a esta maloclusión, la paciente me indicó que tenía serias dificultades para poder cortar los alimentos cuando comía. Le aconsejamos realizar el tratamiento de ortodoncia con Invisalign ya que podríamos conseguir los mejores resultados y además esta aparatología le permitiría llevar una vida totalmente normal, sin molestias y con una estética inmejorable.

El tratamiento tuvo una duración de 16 meses en los que nos centramos fundamentalmente en conseguir un correcto desarrollo en anchura de sus maxilares y de esa forma conseguir el espacio necesario para ubicar los incisivos en su posición correcta.

Además tuvimos que programar movimientos verticales en los molares superiores e inferiores que nos permitiese además cerrar la mordida abierta también por un efecto posterior.

En las siguientes fotos podemos observar el resultado tan espectacular que hemos conseguido en un caso de mordida abierta que muy pocos se hubiesen atrevido a tratar con Invisalign.

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es