La pasión es eso que te hace cara de viernes cada día

Sonrisa espectacular

La pasión es eso que te hace cara de viernes cada día

Me dedico a la odontología porque me apasiona y no fue hasta que estuve inmersa a fondo en esta profesión, hasta que me comprometí con esta profesión, que me dí cuenta que, para ser cada día mejor, la parte médica se debe complementar con una gran parte de humanidad, psicología, artesanía y buen gusto.

[sws_blockquote_endquote align=»right» cite=»» quotestyle=»style03″] Atrás quedaron los años en los que el dentista simplemente «arreglaba» o «arrancaba» los dientes. Aquellos días en que a los mayores (o no tan mayores) se les ponía una dentadura postiza para sustituir los dientes perdidos sin pensar en cómo esto podía afectar a su cara. [/sws_blockquote_endquote]

Hoy día, los jóvenes y los mayores buscan lo mejor en los tratamientos. Se informan y buscan opciones. Y si no las buscan porque ni siquiera conocen las opciones que existen, nosotros les hacemos ver que realmente siempre se les puede ofrecer mucho más de lo que esperan.

Cómo hemos cambiado, qué lejos ha quedado…

Ahora, cuando hacemos una reconstrucción en un diente anterior, utilizamos composites con partículas de porcelana o restauraciones de porcelana sin metal. Cuando colocamos un implante dental, ofrecemos un provisional completamente estético y fijo mientras dura la cicatrización.

Ahora, analizamos el perfil de la cara, el volumen de los labios, la estética de la sonrisa (por ejemplo, cuánta encía muestra el paciente, cuánto sube el labio…). Analizamos su forma de hablar para comprobar si vemos más los dientes inferiores o superiores…es decir, ahora mismo diseñamos tratamientos a medida.

Cada paciente necesita unos materiales determinados (resinas, porcelanas, acrílicos…), rehabilitaciones fijas o removibles (si queremos dar un extra al volumen del labio superior que se puede haber reducido por la pérdida de dientes), eliminamos paladares de resina para permitir al paciente que la lengua descanse sobre la piel del paladar y sienta el sabor y temperatura de los alimentos

Tenemos toda la tecnología necesaria para analizar, diseñar y llevar a cabo tratamientos totalmente naturales y personalizados, consiguiendo la mayoría de las veces dotar a la cara del paciente de más belleza que la que tenía antes (con dientes oscurecidos, mal posicionados,…). Conseguimos blanquear los dientes con resultados espectaculares, así como devolver a pacientes mayores la comodidad y seguridad de una dentadura fija.

Y un largo etcétera…y ¿qué me supone esto como médico?

[sws_pullquote_right]Me sé los nombres de mis pacientes de memoria, los de sus familiares, sus miedos… [/sws_pullquote_right] Todo esto conlleva no parar jamás de aprender y perfeccionarse, invertir en tecnología dental y no dental (cámaras fotográficas profesionales, cursos de fotografía, ordenadores…)

[sws_blockquote_endquote align=»right» cite=»» quotestyle=»style03″] Que yo hago algo más que «reparar» tus dientes… [/sws_blockquote_endquote]

Todo el equipo sabe perfectamente quién es cada paciente en la clínica. Tenemos una dinámica de trabajo, fuera del horario de clínica, en el que hablamos cada día de cada paciente y de qué necesita, con lo que todo es muy personalizado. Es decir, esta profesión ha resultado ser mucho más que reparar dientes. Y todo esto lo aprendo más y más cada día. Cuando estudié esta carrera no tenía ni idea de lo que implicaba. Y ahora, no puedo parar de estar cada vez más comprometida con mi profesión.

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es