6 curiosidades dentales sobre el reino animal que te sorprenderán

Sonrisa espectacular

6 curiosidades dentales sobre el reino animal que te sorprenderán

Supongo que cuando eres dentista, que te interese todo lo que tiene que ver con los dientes es normal. Eso fue lo que debió pensar Pablo, cuando la semana pasada acudió a la consulta para su revisión anual. Vino acompañado por su padre y con la tarea hecha, según él.

Tenía muchas ganas de hablar de dientes, de todos, menos de los suyos. He investigado, me dijo, poniendo cara de interesante y creo que tengo información que te puede interesar.

-¿Sabes cuál es el animal con más dientes del mundo?me preguntó.

¡Ah! esa es fácil- le dije – Pues el Ratón Pérez – y le guiñé un ojo.

-No, no, ese no vale. Digo con más dientes en la boca –

-A ver, sorpréndeme Pablo, ¿cuál es?

¡El pez gato!me dijo entusiasmado.

pez-gato-dientesResulta que este pez, que vive fundamentalmente en el agua dulce de América del Sur, tiene nada más y nada menos que 9.280 dientes. Debe su nombre a sus tentáculos, colocados a modo de bigote gatuno. Además, algunas especies de esta familia, como por ejemplo la que vive en el Nilo, es capaz de soltar descargas eléctricas. ¡Ahí es nada!

Pero no te creas, el tiburón ballena tampoco se queda atrás– continuó Pablo.tiburon-ballena-dientes

El tiburón ballena. Más de 4500 dientes repartidos en 12 hileras en cada mandíbula. Espacio tiene, ya que algunos nos sobrepasan los 3 milímetros y es el pez más grande del mundo, pudiendo llegar a medir hasta 12 metros.

El animal con los dientes más grandes

Después le tocó el turno a los dientes más grandes. Y he aquí algo de lo más curioso.

El elefante, tiene dos colmillos que pueden llegar a medir hasta 2 metros de largo. Sin embargo, no cuenta más que son 6 piezas dentales en su boca: los dos colmillos y cuatro molares.

elefante-dientesDebido a sus casi 7000 kgs de peso, necesita triturar entre muchísimos kilogramos de vegetación al día, por lo que sus molares se van desgastando poco a poco. Es por ello, que cambian (mudan) los molares cada cierto tiempo. Sin embargo, llega un momento en que ya no pueden mudar más, y acaban muriendo de inanición, debido a que no pueden comer más.

morsa-dientesVolvemos al mar, para hablar esta vez de la morsa. Este habitante de los mares árticos debe su nombre latino, Odobenus Rosmarus, al griego, ya que odous significa diente y baino, andar. Las morsas utilizan sus colmillos, que pueden llegar a medir hasta un metro de largo, para impulsarse al salir del agua.

-Verás ahora, ¿sabes qué animal tiene 47 dientes, 15 más que nosotros?

La conversación se estaba poniendo más que interesante.

mosquito-dientesResulta que es el mosquito. Y que únicamente las hembras los utilizan para mordernos y succionarnos la sangre para alimentar a sus crías.

Aunque, a decir verdad, lo que tienen en realidad son dentículos, ya que no son realmente piezas de esmalte fijadas a las mandíbulas, ya que son seres invertebrados.

Pero aún así ¿47? Quién lo iba a decir…

Pero el plato gordo se lo estaba guardando para el final. Su sonrisilla le delataba.

Cuál es el animal que también ejerce de dentista

¿Sabías que hay un animal que ejerce de dentista?me dijo mirándome a los ojos y arqueando sus cejas.

¿De dentista de quién?– le contesté- Pues del cocodrilo – me respondió como si fuese lo más lógico del mundo.

¡Venga ya…! ¿Qué animal va a querer limpiar los dientes de un cocodrilo? Me estás vacilando Pablo… Eso no me lo creo…

cocodrilo-pajaro-dentistaPues resulta que… ¡es verdad!

El Pluvianus Aegyptius o comúnmente llamado el pájaro Pluvial, se alimenta de los restos de comida que quedan entre los dientes del cocodrilo.

Este pajarillo que mide unos 20 cm, se mete dentro de una boca con una mordida que tiene una fuerza de más de 1000 kgs por centímetro cuadrado.

Pero el cocodrilo, además de gozar de estas limpiezas dentales aprovecha el canto de este pajarillo, que le avisa de posibles peligros.

¿Es o no es valiente este pajarillo que vive en África? Lo cierto es que estos pajarillos también son conocidos comúnmente como los chorlitos egipcios.

¿Tendrá que ver algo la expresión «cabeza de chorlito»? ¿Será valentía o será inconsciencia lo que demuestran los pluviales?

Y así, debatiendo sobre ello finalizamos la revisión anual de Pablo. Yo feliz de comprobar que su boca seguía sana y sin problemas.

Él orgulloso de haberme dado a mí una lección sobre dientes.

Pero seguro que hay muchas más curiosidades sobre los dientes de los animales ¿recuerdas alguna?

Fuente fotos Google Img

1 comment

  1. Cory Perez - 3 noviembre 2014 03:44

    Muy bien Pablo, que inteligente y amplio para hablar con usted, felicitemelo.

    Responder

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es