Cómo corregir una sonrisa estrecha y arcada comprimida con ortodoncia

Sonrisa espectacular

Cómo corregir una sonrisa estrecha y arcada comprimida con ortodoncia

Una gran cantidad de maloclusiones tienen su origen en una falta de desarrollo transversal o de anchura del maxilar superior, lo que conocemos como sonrisa estrecha. Cuando se produce el crecimiento, primero crece el maxilar superior y después la mandíbula. Es por ello que una falta de desarrollo en anchura del maxilar superior puede desencadenar en la aparición de múltiples maloclusiones dentarias.

El diagnóstico y el tratamiento precoz de la sonrisa estrecha y este tipo de maloclusiones transversales es fundamental para evitar problemas más graves.

sonrisa-estrecha

Fotografía 1. Arcada comprimida

En la fotografía 1 se puede observar una sonrisa estrecha con forma de arcada triangular y con un grave problema de desarrollo transversal. La línea azul muestra cómo debería ser esa forma de arcada para que fuese una arcada parabólica con la forma de arca EUROPA II, que permitiese un correcto acoplamiento de la mandíbula. Puede observarse la gran distancia existente entre la línea y los dientes, hecho que demuestra la falta de desarrollo transversal que ha sufrido esta arcada dentaria.

sonrisa estrecha

Fotografía 2. Aspecto sonrisa estrecha paciente

Las consecuencias estéticas que produce esta falta de desarrollo transversal son muy evidentes. Puede observarse en la fotografía 2 cómo esta forma de arcada dentaria ocasiona la aparición de unos espacios negros muy evidentes entre la comisura labial y los dientes. Las piezas dentales están muy desplazadas hacia delante y además presentan una sonrisa gingival posterior muy evidente.

sonrisa estrecha

Fotografía 3. Aspecto final tras ortodoncia

La fotografía 3 muestra un maxilar superior diseñado y normalizado tras el tratamiento de ortodoncia Invisalign habiendo eliminado ya la sonrisa estrecha. Puede observarse cómo se ha eliminado esa distancia entre la línea de arcada perfecta y la situación real de los dientes, consiguiendo una arcada perfecta, parabólica y simétrica que permite que se consiga una oclusión ideal y además una mejoría espectacular en la estética de la sonrisa.

La clave está en el maxilar superior. Por eso hay que trabajar y poner toda la energía en conseguir diseñar unas arcadas perfectas que nos proporcionen la estabilidad y estética deseada.

Drs. Peydro Herrero

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es