Falsas creencias sobre los implantes dentales

Sonrisa espectacular

Falsas creencias sobre los implantes dentales

Cuántas veces he escuchado esta frase: «doctora, quiero que me quite todos los dientes y que me ponga implantes dentales y así me olvido de ellos».

El 80% de mi práctica odontológica diaria se basa en la cirugía bucal, y ello conlleva la rehabilitación de la boca de pacientes

que han perdido todos sus dientes por implantes dentales.

La mayoría de las ocasiones, los pacientes acuden a la consulta con la idea fija en su cabeza de que quieren colocarse implantes dentales para volver a tener unos dientes fijos. Pero, para finalmente llegar a un acuerdo sobre el tratamiento final, yo primero les hago una reflexión:

En primer lugar, todos nacemos con dos denticiones, unos dientes temporales que se pierden y que son sustituidos por unos dientes definitivos.

Los dientes son para siempre. Es decir, no tienen fecha de caducidad. Lo único que demandan de nosotros es que los cuidemos, lo que incluye 3 cosas: buena higiene en casa, una forma de morder correcta que permita que los dientes se protejan a si mismos (de forma natural o con ortodoncia) y revisiones como mínimo una vez al año para limpiar de manera profesional el sarro y tratar las posibles caries.

Cuando alguien ha perdido los dientes por completo, generalmente, ha dejado de cumplir, como mínimo, 2 de estas 3 condiciones. Y, si los dientes naturales necesitan esos cuidados, ¿por qué no van a necesitarlos los implantes dentales?

implante-dental

Fuente: Internet

Los implantes dentales necesitan el doble de cuidados que los dientes naturales puesto que son un elemento artificial unido al hueso y el cuerpo no tiene ninguna capacidad de defensa sobre ellos, por lo que si penetra una bacteria, infectará el implante a una velocidad infinitamente superior que a un diente natural. Por tanto, los implantes dentales necesitan: cepillado como mínimo 3 veces al día y acudir a la clínica dental como mínimo 2 veces al año para su revisión y limpieza, así como también la de los elementos de la prótesis. Hay quien piensa que una vez los implantes dentales están colocados en boca, ya no va a necesitar realizar cuidados especiales sobre ellos. Y por eso, hoy día que los implantes dentales ya llevan en algunas bocas 20 años, observamos que aquellas mismas personas que en su día perdieron sus dientes, hoy pierden los implantes por la misma razón: falta de cuidado.

Y eso es algo que siempre intento inculcar a mis pacientes: dientes nuevos, costumbres nuevas. Si hago algo diferente, obtengo diferentes resultados. Si empiezo a cuidar mis implantes dentales, durarán. Si me olvido de ellos, se perderán. Exactamente igual que los dientes naturales.

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es