Odontología conservadora. Objetivo: salvar tus dientes!

Sonrisa espectacular

Odontología conservadora. Objetivo: salvar tus dientes!

Vivimos una época extraña en esta profesión. Los odontólogos han sido literalmente desplazados de su sitio y hoy en día son meras marionetas en manos de franquicias y aseguradoras que lo único que quieren es facturar cueste lo que cueste y cuyo único criterio para contratar a un odontólogo es saber “cuánto tarda en colocar un implante”.

Hoy en día resulta mucho más rentable colocar un implante dental que salvar un diente pero la odontología conservadora existe y debe ser la parte más importante a la que la práctica odontológica de una clínica de odontología general debe dedicarse, pues esto conlleva la conservación de los dientes naturales.

Los dientes naturales están unidos al hueso mediante unas células y terminaciones nerviosas que favorecen la propiocepción, es decir, la facultad del propio dueño del diente de sentir la presión, los movimientos y la existencia del diente en si mismo. Eso, evidentemente, no sucede con el implante dental, el cual es un perfecto sustituto de los dientes naturales cuando no hay más solución.

Por supuesto, la odontología conservadora, que incluye empastes y endodoncias, es mucho menos rentable para las franquicias y grandes clínicas impersonales y para los odontólogos que trabajan a porcentajes mínimos, pero desde aquí reivindico su necesaria especialización: no se puede realizar una endodoncia perfectamente hecha de un molar en 30 minutos (a excepción de los grandes maestros de la endodoncia, a la que le dedican toda su vida). Ni se pueden realizar 4 obturaciones bien hechas de 2 caras que incluyen puntos de contacto en 20 minutos. Todo lo que se realiza con las manos, igual que la buena cocina, necesita una cosa: tiempo, y buen hacer.

implante-dental

La naturalidad de una sonrisa bonita. Fuente: Pinterest

 

El hecho de que salvar un diente esté menos remunerado que sustituirlo por una pieza de titanio, ya sería algo cuestionable, pero que se tire por los suelos el trabajo más artesano de la odontología, me parece algo totalmente injusto.

No olvidemos el sentido principal de la profesión: salvar el diente. La odontología debe permitir que una boca deteriorada vuelva a tener una perfecta salud para permitir la sonrisa, el habla, la función y, en definitiva, la felicidad.

Soy una apasionada de mi profesión y realizo odontología multidisciplinar: es decir, soy capaz de tener una visión global de la boca. Sé interrelacionar las diferentes especialidades para ofrecerle a un paciente siempre lo mejor para su boca. Independientemente de la edad que tenga. Por ello, tengo pacientes hasta de más de 60 años en los que hacemos tratamientos combinados de ortodoncia, odontología conservadora, implantes dentales…

No es verdad que un diente restaurado dure menos que un implante dental. Un diente bien colocado, bien tratado y bien cuidado es lo mejor que podemos tener en la boca.

[sws_button class=»» size=»sws_btn_large» align=»sws_btn_align_center» href=»http://www.clinicapeydro.es/pide-cita/?utm_source=sonrisaespectacular.com&utm_medium=referral&utm_campaign=post-dientes-blancos» target=»_blank» label=»Pide cita» template=»sws_btn_blue» textcolor=»» bgcolor=»» bgcolorhover=»» glow=»sws_btn_glow»] [/sws_button]

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es