La lactancia materna, clave para proteger la salud dental del bebé

Sonrisa espectacular

La lactancia materna, clave para proteger la salud dental del bebé

¡Qué difícil saber toda esa información que necesitamos conocer cuando nace un bebé! Desde nuestra clínica hoy acercamos a ti dos recientes investigaciones sobre la relación de la lactancia materna y la salud oral así como del uso del chupete y la deformación del paladar que seguro te son útiles. 🙂

Lactancia materna y salud dental

El vínculo que se establece entre un bebé y su madre a través de la lactancia materna es indudable pero además, y según apunta un estudio de Pediatrics, el dar el pecho a tu bebé favorece también a proteger sus dientecitos.

lactancia materna

Según recientes estudios, la salud dental de los bebés aumenta si son amamantados

La investigación que ha llevado a cabo esta prestigiosa publicación ha tomado como referencia a 1.300 niños con edades comprendidas entre los 0 y los 5 años de edad, evaluando los efectos de la lactancia, el biberón y el uso del chupete en la salud bucal de los peques.

Las conclusiones del estudio señalan que los bebés que han sido amamantados hasta los 6 meses de edad tienen un 72% menos probabilidades de sufrir desalineación dental y un 44% menos riesgo de presentar una mordida incorrecta. Esto se debe principalmente a que dar el pecho en lugar de alimentar al bebé mediante el biberón ayuda a fortalecer los músculos de la mandíbula, favoreciendo al posterior y correcto desarrollo de los dientes (además de los beneficios de la leche materna de por sí).

Uso del chupete y salud dental

En lo que al uso del chupete se refiere un estudio de la revista General Dentistry señala que su uso es positivo siempre que el pequeño deje de utilizarlo a tiempo, generalmente a los 3 años de edad. El chupete reduce la incidencia de muerte súbita y calma la ansiedad y el dolor de los bebés. A pesar de esto, si su uso se prolonga en el tiempo puede deformar la dentadura de los pequeños.

lactancia materna

El uso del chupete más allá de los 3 años de edad puede provocar malformaciones dentales

La introducción del chupete en la boca lleva pareja lo que los expertos denominan como succión no nutritiva. En este proceso, los dientes centrales inferiores se van desviando poco a poco hacia dentro, mientras que los de la parte superior se separan sobresaliendo hacia fuera. Con el tiempo, los colmillos chocan entre sí y se produce lo que conocemos como mordida abierta. Además, la acción de succionar pone en funcionamiento determinados músculos de la cara que, ayudados por la lengua, hacen que las líneas superiores e inferiores pierdan su paralelismo.
Para que estas malformaciones de las que hablamos sean apreciables el niño debe succionar su chupete más de seis horas al día y prolongar el uso del chupete más allá de los tres años de edad.
¡Deseamos que la información sobre la lactancia materna y la salud dental así como del uso del chupete que hoy hemos acercado a ti te resulte de interés! 🙂
[sws_button class=”” size=”sws_btn_large” align=”sws_btn_align_center” href=”https://www.sonrisaespectacular.com/pide-cita/” target=”_blank” label=”Pide Cita” template=”sws_btn_blue” textcolor=”” bgcolor=”” bgcolorhover=”” glow=”sws_btn_glow”] [/sws_button]

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es