¿Quieres mantener el resultado espectacular de tu ortodoncia? ¡Usa los retenedores!

Sonrisa espectacular

¿Quieres mantener el resultado espectacular de tu ortodoncia? ¡Usa los retenedores!

¡Buenos días a todos! ¿Cómo estáis? Después de ver todas las dudas que llegan a este blog sobre retenedores de ortodoncia, me he animado a grabar este vídeo que espero os sirva de ayuda para despejar todas preguntas que pueden surgir en torno al momento posterior de finalizar una ortodoncia.

¿Qué son los retenedores de ortodoncia? ¿Cuánto tiempo los tengo que utilizar? ¿Qué tipo de retenedor debo utilizar?

Seguro que todas estas dudas han asaltado alguna vez vuestra cabeza en esos momentos en los que estáis finalizando un tratamiento de ortodoncia. Bien, vayamos por partes. Primero hablemos de algo muy sencillo. El cuerpo es algo dinámico que va cambiando conforme pasa el tiempo. Los dientes cambian también y se mueven, tanto si hemos llevado ortodoncia como si no.

¿Por qué ocurre esto? Porque conforme nos vamos haciendo más mayores los huesos van haciéndose cada vez más pequeños obligando a los dientes a reubicarse para poder caber en los maxilares. Y esto ocurre hayas llevado ortodoncia o no la hayas llevado.

Cuando acabamos un tratamiento de ortodoncia los dientes están en una situación perfecta. La única manera de poder contener esa posición y que los dientes continúen año tras año en esa posición tan perfecta es colocando un retenedor de ortodoncia.

Tipos de retenedores de ortodoncia

Los retenedores básicamente se dividen en dos tipos: los retenedores fijos, y los retenedores removibles.

  1. Los retenedores fijos se colocan arriba y abajo, o arriba o abajo, dependiendo del caso que hayamos tratado y de las necesidades concretas del paciente. Normalmente el retenedor suele ser un alambre muy finito que solemos pegar en la parte de detrás de los dientes, normalmente entre los colmillos si hablamos de la parte de abajo. En la parte de arriba también solemos colocarlo entre los colmillos, o en ocasiones únicamente en los incisivos. No os preocupéis porque es un alambre muy finito que no molesta y que tampoco se ve. A los pocos días de llevarlo la mayoría de las personas ya no lo sienten, incluso si pasan la lengua por donde lo tienen. Respecto a la duda de si se te quedará mucho más sarro con los retenedores, la respuesta es que si tienes una higiene correcta no acumularás más sarro. Si se coloca bien el retenedor, está bien pulido y tenéis una buena higiene, no tiene por qué acumularse más sarro.
  2. Los retenedores removibles se utilizan solo para dormir. Normalmente es un retenedor transparente que se asemeja a los alineadores de ortodoncia invisible Invisalign. El retenedor removible es muy cómodo pues está hecho a la medida de la posición final de los dientes una vez hemos terminado la ortodoncia.

En ocasiones se pueden utilizar los dos tipos de alineadores. Uno fijo y otro removible para dormir. Todo depende de la dificultad del caso, de la gravedad, de la edad del paciente, de si la encía está estropeada o no… Como veis, son muchos los factores los que nos hacen determinar si se debe usar un tipo de retenedor o ambos.

¿Cuánto tiempo debo utilizar un retenedor de ortodoncia?

A la pregunta de cuánto tiempo debo utilizar un retenedor de ortodoncia respondo con otra pregunta: “¿cuánto tiempo quieres que tu boca esté perfecta? Si quieres tener unos dientes perfectos toda la vida, deberás utilizar tus retenedores toda la vida.

Esto no quiere decir que el retenedor removible lo tengas que usar toda la vida, aunque si bien cierto que los pacientes se acaban acostumbrando y les es muy cómodo, ayudándoles incluso a descansar mejor.

Lo que sí aconsejo es, durante el primer año, usar el retenedor removible todas las noches. A partir del segundo año después de haber finalizado el tratamiento de ortodoncia se debe utilizar unas tres o cuatro noches a la semana. De esta manera nos aseguraremos que el resultado tan espectacular que hemos conseguido se mantenga estable para siempre.

Es una pena terminar un tratamiento de ortodoncia con una situación de oclusión perfecta y que luego ese resultado que hemos conseguido se pierda por no utilizar los retenedores.

Espero que con este vídeo post se os hayan resuelto todas las dudas que pudierais tener sobre los retenedores de ortodoncia. ¡Hasta pronto! 🙂

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es