Pérdida de hueso y encía y cómo la ortodoncia puede ayudarte a prevenirlo

Sonrisa espectacular

Pérdida de hueso y encía y cómo la ortodoncia puede ayudarte a prevenirlo

Hola a todos. La principal preocupación de muchos de los pacientes que acuden a nuestra clínica es la de mejorar estéticamente su sonrisa. Día tras día se miran al espejo y desean tener una sonrisa más bonita, por lo que deciden acudir a nuestra consulta para informarse por las técnicas de ortodoncia y los tratamientos que les llevarán a tener una sonrisa espectacular.

En muchas ocasiones, cuando estos pacientes se sientan en mi consulta y les hago un estudio exhaustivo de su caso, debo explicarles que, además de una necesidad estética existe también una necesidad médica por la que debemos realizar un tratamiento de ortodoncia.

Fijaos en las fotos que os voy a mostrar en este post pues explican a la perfección lo que hoy os explico. Esta paciente vino a mi porque quería mejorar estéticamente su sonrisa, pero lo que ella no sabía es que más allá de la estética, la paciente debe someterse a un tratamiento de ortodoncia por cuestiones de salud.

Nuestra paciente debía llevar ortodoncia por un tema de salud porque, debido a su forma de morder, y con tan solo 30 años, se estaba produciendo una pérdida de hueso y encía conforme pasaba el tiempo.

A pesar de su juventud, en algunas piezas dentales ya se comenzaba a ver la raíz de los dientes. En determinadas partes de su boca, y debido a su forma de morder, había empezado a perder hueso y por tanto a perder también parte de la encía que lo recubre.

¿Qué ocurriría si no hiciéramos nada?

Si no hiciéramos nada en un corto plazo no ocurriría nada pero esto es un proceso degenerativo que año tras año puede ocasionar que se produzca una mayor degeneración en la salud dental que incluso puede llegar a provocar la pérdida de alguna pieza dentaria debido a la pérdida de hueso y encía.

 

¿Cuál es el enfoque de un tratamiento de ortodoncia?

Debemos dejar en la boca de la paciente una oclusión perfecta, es decir, que los dientes contacten entre ellos de la forma adecuada. De esta forma su boca no sufrirá traumas y se mantendrá sana toda la vida.

Si os fijáis en esta fotografía que os adjunto bajo estas líneas, es muy llamativo ver como hay zonas de la encía en la raíz del diente más marrones que el resto de la encía. La encía que vemos retraída, debería estar más arriba, cubriendo la raíz del diente que esta paciente ya tiene al descubierto. La paciente ha desarrollado algunas recesiones gingivales debido a que el hueso se ha ido reabsorbiendo y por lo tanto la encía que está pegada a él se ha ido retruyendo conforme ha ido avanzando esa pérdida ósea.

pérdida de hueso y encía

Observa cómo en las zonas redondeadas en rojo es claramente visible la pérdida de hueso y encía

Esto ha ocurrido más en el lado derecho que en el lado izquierdo. En esta fotografía frontal que te adjunto arriba también se puede observar. Las zonas más marrones son síntoma de la pérdida de hueso y encía que ha experimentado la paciente. En el lado izquierdo empiezan ya a aparecer pequeños signos de pérdida de hueso.

¿Por qué ha ocurrido esto?

Si continuamos analizando la foto, puedes observar cómo el lado derecho la boca está más comprimido que en el lado izquierdo. Si vemos la foto de frente, apreciamos cómo se ven más dientes en la parte izquierda que en la derecha, debido a que el lado derecho está mucho más comprimido, por lo que las interferencias oclusales son mucho mayores en ese lado. En la foto que te adjunto a continuación puedes observar cómo las recesiones son mayores en el lado derecho asociados a esos traumas oclusales que han provocado la pérdida de hueso y encía.

pérdida de hueso y encía

La incorrecta oclusión ha provocado la pérdida de hueso y encía, más visible en el lado derecho

La angulación correcta de los dientes superiores en los sectores laterales debe ser ligeramente hacia afuera. Es lo que llamamos torque positivo, que debe estar coordinado con el torque o angulación de la arcada inferior. Cuando un diente superior tiene la angulación correcta se produce una oclusión donde la cúspide del premolar superior muerde justo en el centro del premolar inferior. Cuando mordemos de esta manera la fuerza se transmite por el eje mayor del diente que es donde tenemos todo el volumen de hueso esponjoso. Por lo tanto, cuando una persona muerde de esta manera los tejidos de soporte se encuentran protegidos por lo tanto se previene la pérdida de hueso y encía.

¿Qué ocurre si el diente no tiene la angulación correcta?

Si la angulación de los dientes en lugar de ser ligeramente hacia afuera es recta o incluso ligeramente hacia adentro, el contacto entre los dientes superiores e inferiores en lugar de ser en el centro del diente, se produce entre las dos cúspides localizadas en la parte exterior, es decir, se produce un contacto de cúspide de fuera contra cúspide de fuera. Si esto ocurre las fuerzas oclusales se transmiten de manera incorrecta por lo que el hueso cortical poco a poco se va reabsorbiendo y la encía comienza a retraerse. Con el paso del tiempo esto da lugar a la aparición de recesiones gingivales y por lo tanto al inicio de la degeneración de la boca.

Es por esto que es tan importante diagnosticar correctamente al paciente y detectar estos problemas de salud. Por un lado mejoraremos la estética de la sonrisa de manera espectacular y por otro lado solucionaremos los problemas de salud dental que presenta la paciente.

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es