¿Cómo trabajamos los casos clínicos?

Sonrisa espectacular

¿Cómo trabajamos los casos clínicos?

Hola a todos. Hoy quiero explicaros todo el trabajo que hay detrás de los resultados tan espectaculares que trabajamos aquí en Clínica Peydro.

¿Cómo conseguimos estos resultados increíbles en las sonrisas de nuestros pacientes? Principalmente por dos razones:

  1. Primero, porque el trabajo se realiza con el corazón y con pasión. Tuve la suerte un día de elegir trabajar como ortodoncista y la verdad es que una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Siempre digo que trabajo por decir algo, porque la verdad es que hacer lo que te gusta y dedicarse a algo con pasión es una maravilla.
  2. La segunda razón por la que conseguimos resultados tan espectaculares es el dedicar muchísimas horas a cada caso clínico, tanto a la planificación como a la preparación. Este segundo punto es muy importante, por lo que vamos a explicarlo con mayor detenimiento.

Cuando una persona viene por primera vez a nuestra clínica se le toman todos los registros, las fotografías y el escanner 3D que luego nosotros necesitamos para planificar su caso. Esta visita dura cerca de una hora. Tras ella, es cuando empieza mi trabajo de planificación en el que debo medir diente por diente qué quiero conseguir en la boca de cada persona. Además, eso lo debo relacionar con los labios, la lengua, la encía, con la nariz, con la cara… Todo ello enfocado a conseguir un resultado natural y único.

De igual forma que no hay dos caras iguales, no hay dos sonrisas iguales por lo que a cada persona hay que realizarle una planificación diferente.

Cuando preparamos casos con brackets nosotros trabajamos con la técnica de cementado indirecto en la que tomamos unos moldes y en lugar de trabajar en la boca del paciente y colocarle los brackets uno a uno primero yo me dedico a posicionar los brackets en un molde tal y como os enseño en el vídeo. Hacerlo de esta manera me permite ver el modelo en diferentes angulaciones y perspectivas así como también compararlo con las radiografías. De esa manera puedo afinar la posición final que quiero conseguir.

Para mí sería mucho más sencillo colocar directamente el bracket en la boca del paciente. Sería más sencillo y dedicaría menos horas, pero el resultado final no sería el mismo, sería peor. ¿Por qué? Porque no es lo mismo colocar el bracket en la boca de un paciente forzando la postura y contando con que el paciente se moverá, a hacerlo con la técnica de cementado indirecto en la que la precisión es máxima. De esta forma podemos hacer una llave de transferencia y llevarlo a la boca del paciente para conseguir un resultado espectacular.

Haciéndolo de este modo yo, como ortodoncista, he tenido que invertir más tiempo, más recursos e implicar a más personas de mi equipo pero los resultados serán mucho mejores.

Es importante explicar que cuando un paciente viene a nuestra consulta y la enfermera por ejemplo le cambia un arco, previo a ese cambio de arco nosotros, en particular yo como ortodoncista, nos hemos pasado horas estableciendo un plan de tratamiento y una secuencia, así como anticipándonos a los posibles problemas a los que nos podemos enfrentar. Es decir, sabemos en todo momento qué debemos hacer. Antes incluso de poner los aparatos, tenemos en unas hojas en las que se especifican todos los pasos que seguiremos en el tratamiento.

Esto es muy importante ya que cuando las cosas se hacen siguiendo un protocolo funcionan perfectamente. Imaginad por ejemplo una cadena de montaje, ¿por qué las piezas en una cadena de montaje salen siempre perfectas? Porque desde el paso 1 hasta el paso 25 cada persona sabe qué es lo que tiene que hacer. Esas personas siguen un protocolo y no se improvisa nada, al igual que en nuestra clínica.

Os explico todo esto porque me encanta enseñar a todo a lo que podemos llegar. No sabéis la cantidad de pacientes que vienen preguntando si se puede mejorar su caso clínico. Claro que se puede. Lo que ocurre es que el profesional tiene que saber cómo mejorar ese caso clínico.

En odontología podemos coger el caso más complejo y extremo del mundo y convertirlo en una sonrisa espectacular sin que nadie sepa que está restaurada. Eso obliga a que el profesional sepa muy bien lo que está haciendo. Para ello tenemos que involucrar a los mejores laboratorios, utilizar los mejores materiales, tenemos que utilizar todo lo que la industria y la técnica nos da para conseguir esos resultados. Y nosotros lo hacemos, simplemente porque nos encanta lo que hacemos. Tratamos a nuestros pacientes optando al mejor resultado, tal como nos gustaría que hicieran con nosotros. Como paciente, te mereces el mejor resultado y lucir una sonrisa espectacular, no te conformes con menos.

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es