Blanqueamiento dental tras la ortodoncia, tres consejos imprescindibles

Sonrisa espectacular

Blanqueamiento dental tras la ortodoncia, tres consejos imprescindibles

Cuando finalizamos un tratamiento de ortodoncia llega el momento de pasar a la fase de estética dental. Un blanqueamiento dental es la técnica que generalmente escogen todos los pacientes para conseguir la sonrisa con la que tanto tiempo han soñado.

El tratamiento de blanqueamiento dental domiciliado consiste en aplicar el producto blanqueador todas las noches durante el tiempo que estime la doctora.  Este producto blanqueador se aplica en el interior de unas férulas transparentes que se colocan en nuestros dientes.

Pero, ¿qué hacemos entonces con los retenedores de ortodoncia? El doctor nos ha insistido en la necesidad de llevar los retenedores al menos 12 horas al día para que nuestros dientes no se muevan. Pero, por otro lado, ahora que estamos siguiendo el tratamiento de blanqueamiento dental, también debemos hacer caso a las prescripciones de la doctora para lucir una sonrisa blanca.

Que no cunda el pánico, en este post te damos la solución para conseguir unos dientes blancos sin que tus dientes se muevan lo más mínimo. Toma nota:

  • Al finalizar tu ortodoncia el doctor generalmente te colocará un retenedor fijo y otro removible. Deberás llevar el retenedor removible por las noches. Cuando estamos tratándonos para blanquear nuestros dientes deberemos llevar el retenedor removible por el día. De esta forma nuestros dientes no sufrirán ningún tipo de movimiento indeseado.
  • Es cierto que cuando inicias un tratamiento de blanqueamiento dental los resultados son visibles de manera muy rápida. A los dos o tres días comenzarás a ver cómo tus dientes comienzan a adquirir un tono más blanco. Es por ello que rápidamente queremos mostrar a todo nuestro entorno nuestros avances. No te precipites, tienes toda una vida para enseñar al mundo tu preciosa sonrisa. Pero mientras estés siguiendo el tratamiento de blanqueamiento dental debes llevar tus retenedores removibles a lo largo del día.
  • Cuando inicies el tratamiento de blanqueamiento dental la doctora te facilitará unas instrucciones para que tus dientes adquieran el tono de blanco que les corresponde. Te hablará sobre la importancia de no tomar determinados alimentos que pueden manchar tus dientes y así de esta forma avanzar al ritmo deseado en el tratamiento.

Si sigues los consejos marcados por la doctora y si eres estricto con la colocación de tus retendores removibles durante el día tus dientes no se moverán lo más mínimo mientras sigues el tratamiento de blanqueamiento dental. En breve podrás lucir la sonrisa blanca, sana y bonita que deseas para el resto de tu vida. ¿Verdad que merece la pena sacrificarse un poquito más de tiempo a cambio de una sonrisa espectacular? 🙂

tratamiento de blanqueamiento dental

Antes y después tras ortodoncia y estética dental

tratamiento de blanqueamiento dental

Sonrisa final de paciente

tratamiento de blanqueamiento dental

Sonrisa final

tratamiento de blanqueamiento dental

Antes y después

¿Nos dejas un comentario?

©2018 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es